banniere

Acné

El Acné es debido a una hiperactividad del aparato pilosebáceo, que origina un exceso de grasa, unido a un estrechamiento de los poros.

Afección causada por una hipersecreción glandular sebácea y una inflamación de los folículos pilosos.

La causa del acné es principalmente la mala alimentación (exceso de grasas, condimentos y picantes, abuso de sal, etc..).

En esta dolencia influye el estreñimiento, los trastornos menstruales y la falta de ejercicio físico.

La bacteria Propiombacterium acné, habita normalmente en la piel sin causar complicaciones, pero en circunstancias de piel débil invade las glándulas sebácea inflamandolas y en ocasiones con presencia de pus.

El aumento de hormonas sexuales y la aparición de acné esta bastante relacionado en la pubertad.

El punto negro o la espinilla , está formado por un tapón de queratina , rellena la parte externa del canal folicular , es un sebo que en principio no da inflamación ni crea problemas a no ser que el paciente intente rascar o extirpar el acné.

En otras ocasiones el poro es cerrado y el sebo se acumula en el interior siendo menos denso, es menos visible pero se evidencia si estiramos la piel.

El denominado acné conglobata representa un grado más grave de la enfermedad, afecta principalmente en la espalda y tórax. Se caracteriza por quistes y abscesos profundos muy dolorosos con posibilidad de zonas necroticas , terminan con cicatrices importantes. Estos casos se pueden dar por predisposición genética , hereditaria o por un mal tratamiento.

COMO PREPARA NUESTRO CUERPO FRENTE AL ACNÉ

Recomendaciones dieteticas

Es recomendable una dieta lacto-ovo-vegetariana alternada con un régimen crudivoro-purificador, rica en magnesio, exenta de grasas sobre todo de tipo animal, especias y excitantes, reducir el consumo de sal.

El jugo fresco de pepino, de melón y de zanahoria contribuyen a recuperar y embellecer la piel.

Los alimentos ricos en magnesio son el pan integral, arroz integral, almendras, legumbres (garbanzos, judías, lentejas, etc..), zanahorias cebollas , manzanas, los calamares y similares, etc..

Recomendaciones de hidroterapia:

Cada día por las mañanas se realizaran duchas terapéuticas de contraste , lavar la cara con agua fría y unas gotas de zumo de limón.

Son recomendables la sauna y los baños de vapor de pecho y cabeza, reblandecen las heridas facilitando la salida del sebo.

Recomendaciones generales:

Los baños de Sol bien realizados son el remedio más eficaz contra esta enfermedad, ello se debe principalmente a la acción de los rayos ultravioletas.

El ejercicio al aire libre ayudan a activar la piel mediante la sudoración.

Hay que evitar en la medida de lo posible el estreñimiento.

El alcohol y el tabaco son grandes enemigos de la salud en general y de la piel en particular

Recomendaciones de Fitoterapia:

Preparación: Decocción de un minuto y posterior reposo de veinte minutos, en la proporción de cuatro cucharadas soperas por medio litro de agua.

Dosis: Un baso tres veces por día.

PRODUCTO RECOMENDADO

Estos consejos son generalizados y no pretenden en ningún caso sustituir la consulta de un profesional de la salud.