banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

Balance vital o diagnostico

El diagnóstico, es reservado para el doctor en medicina, es un acto que consiste en identificar un síntoma o un conjunto de síntomas (síndrome) con el fin de poder desembocar en un tratamiento que elimina la enfermedad determinada. Por ejemplo, diferentes problemas respiratorios serán diagnosticadas como "asma", "bronquitis" o "neumonía" y harán prescribir Medicaciones antisintomáticas y específicos.

En Naturopatia, el diagnóstico que se justifica por la necesidad profesional, se denomina " balance vital "ó" balance de vitalidad ". Este balance se aplica a la persona global, considerada en sus funciones fisiológicas, energéticas y psíquicas.

Objetivo del balance vital

Este balance tiene como objetivo balorar la energía vital, sistema inmunitario, psíquico, etc. Iridología, es el estudio detallado de la parte coloreada del ojo, permitiendo estimar o descubrir el rastro sobrecargas y carencias; terreno genético, estado funcional del sistema nervioso y digestivo, émocional, vascular, etc. Si llega el caso, recurrir a investigaciones no médicas de tipo energético, incluso de laboratorio, tales como bioelectrónica o cristalizaciones sensibles.

Las conclusiones del balance

Se esfuerzan fundamentalmente en conocer mejor y comprender la salud del paciente y no su enfermedad. Salud constitucional, atada al perfil energético. Esta lectura original no médica y específica del Naturopata, pone de relieve los aspectos diversos de la salud, con el fin de apoyarse en las fuerzas vivas del individuo para ayudarle a quedar en salud o acceder al mejor nivel de salud posible, (higiene vital preventiva, educación para la salud), incluso para acompañar sus capacidades de autocuración si llega el caso.

Naturopatia y salud del tubo digestitvo

A menudo decimos que la salud se encuentra en el plato. La alimentación no es el factor exclusivo de la salud, pero juega uno papel preponderante. Cada día, cambiamos cerca de 2 kilos de sustancias que entran por la vía digestiva y salen, por las vías de eliminación que son los riñones, el hígado, los intestinos, la piel y los pulmones.

Las funciones digestivas

La elección de los alimentos y el modo de alimentarse influyente directamente sobre la función digestiva. Las numerosas afecciones que lo alcanzan (quemaduras, acidez, hinchazones de vientre, estreñimiento, diarrea, colitis, úlceras, etc) hacen darse cuenta de la importancia de saber alimentarse. Cada alimento posee una digestión antes de poder ser asimilado por el intestino.

Las proteínas (peces, carnes, quesos, huevos, leguminosas, frutos de mar) son digeridas en el estómago y el duodeno donde actúan los jugos gástricos luego pancreáticos e intestinales.

Los almidones (cereales, pan, pastas, patatas) transformados en la boca y el duodeno bajo la acción de los jugos salivales, pancreáticos e intestinales, pero de forma diferentes a los primeros.

Los lípidos (frutos secos, aceites, grasas) son degradados exclusivamente en el duodeno por la bilis hepática y los jugos pancreáticos específicos de los cuerpos grasos.

Los azúcares simples ( manzanas, ciruelas, cerezas, etc), lo mismo que el agua, las vitaminas y los oligoelementos son directamente asimilados por el intestino sin transformación son inmediatamente asimilables por las células.

Estas bases fisiológicas merecen ser conocidas, reflejan la realidad de la digestión. La mayoría de las veces, nosotros mezclemos varios tipos de alimentos, lo que perjudica a la eficacia enzimática de los órganos digestivos y alarga considerablemente los tiempos de digestión.

Si, a estas mezclas, añadimos torpemente inhibidores de digestión tales como el café, té, chocolate, soda, alcohol, se vuelve imposible salvaguardar las aptitudes digestivas correctas y gozar del valor nutritivo de los alimentos en perjuicio de una buena calidad de vida.

La importancia de la alimentació en la Naturopatia

La alimentación hace un lazo directo entre la mala digestión y los disturbios digestivos, porque éstos aparecen sólo cuando los alimentos mal transformados sufren fermentaciones y putrefacciones. Son quienes inducen las inflamaciones de toda clase que van a agotar las glándulas digestivas y a favorecer las carencias, con incidencias más o menos importantes sobre el organismo en conjunto.

La aproximació específica del Naturopata frente a la salud

Después de haberse informado de afecciones personales, el Naturopata efectúa un balance de vitalidad para apreciar la capacidade de auto-regeneración, la debilidad orgánica y el estado neurosíquico; interroga sobre las costumbres alimentarias, el ritmo de vida; descubre los errores eventuales y nutricionales, informa sobre eso el paciente e invita a modificar el comportamiento en general y sobre todo nutricional.

Esta reforma nutricional, siempre adaptada a cada uno puede acompañarse, según los casos, de consejos para permitir la reparación de los tejidos, bajo la forma de regímenes, de monodietas, ó incluso de ayunos cortos. La utilización de las plantas para estimular o apaciguar las funciones digestivas es frecuente. La relajación por medio de diferentes tecnicas que permite desviar la energía en provecho del sistema digestivo y la actividad física que favorece la asimilación pueden ser aconsejados.

Cuando hacer un balance naturopatico?

Tan pronto como se percibe una disfunción digestiva, sensación de fatiga después de las comidas, necesidad frecuente de comer o la ausencia de apetito, en caso de afecciones digestivas. En prevención, para verificar que sus costumbres alimentarias son juiciosas, precisamente adaptadas a sus necesidades, etc... En estos casos el Naturopata puede prevenir, recuperar ó mejorar el equilibrio y la armonia, mejorando la calidad de vida.