banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

Conferencia sobre la acupuntura

Una técnica milenaria para tratar el dolor

La acupuntura, una técnica de medicina tradicional china con casi 3.000 años de práctica, “se emplea hoy en muchos hospitales en occidente para el tratamiento del dolor agudo o crónico”.

El doctor José Enrique Calderón, de Anestesiología y unidad de Dolor del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, expone sus características y beneficios en Cádiz

Cádiz, mayo de 2011

La acupuntura, una técnica de medicina tradicional china con casi 3.000 años de práctica, “se emplea hoy en muchos hospitales en occidente para el tratamiento del dolor agudo o crónico”.

Mediante la inserción y manipulación de finas agujas en puntos específicos del cuerpo, “denominados puntos acupunturales, la técnica consigue reequilibrar el flujo de energía y restaurar la salud del paciente”.

Así lo puso de manifiesto el doctor José Enrique Calderón, del servicio de Anestesiología y unidad de Dolor del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, durante la décima sesión del Aula de Pacientes de la Cátedra Externa del Dolor Fundación Grünenthal-UCA.

“De acuerdo con la concepción china, el cuerpo es una red de puntos interconectados por la que fluye energía; el dolor se produce cuando la energía en un canal se estanca y se ralentiza” explicó el conferenciante. La acupuntura consigue ‘desatascar’ este canal obstruido y aliviar el dolor, apuntó el doctor Calderón.

Asimismo, el experto señaló que desde el punto de vista de la medicina occidental, la acupuntura desencadena una secuencia de eventos que suponen la liberación de sustancias endógenas opioides, incluyendo encefalina, endorfina y endomorfina, que modulan las señales de dolor procesadas a lo largo de la vía. De esta manera, “se consigue estimular los mecanismos que inhiben y modulan el proceso de la transmisión del dolor”.

El doctor Calderón apuntó que también es necesario efectuar el diagnóstico propio de la medicina tradicional china para indicar un tratamiento de acupuntura, que consiste en revisar el historial clínico del paciente, hacer la toma de su pulso y observar el aspecto de su lengua, entre otros aspectos.

Posteriormente, se procede a elegir los puntos acupunturales a tratar. “El punto donde se introduce la aguja no tiene por qué coincidir con la zona donde se experimenta dolor; para tratar el dolor de cuello, por ejemplo, se encuentran, entre otros lugares, en la mano”. Esto se debe a los canales de comunicación.

En cuanto a las patologías que pueden ser tratadas con esta técnica, el ponente contó que “la acupuntura es especialmente eficaz para tratar a pacientes con lumbalgia, dolor postoperatorio, fibromialgia, dolor neuropático y dolor musculoesquelético, pero no es recomendable para pacientes con alteraciones psíquicas, indicación quirúrgica o con infección en el lugar de punción”.

Además, el doctor Calderón aclaró que ”se trata de una técnica con un alto perfil de seguridad“ y especificó que “los efectos adversos significativos –nauseas intensas, reacción emocional fuerte, prolongada exacerbación de los síntomas– ocurre en 1,3 de cada 1.000 tratamientos y que no se han comunicado efectos adversos graves”.