banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

Conoce el poder antioxidante de los alimentos

ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity)

La presencia de antioxidantes naturales en los alimentos es de gran importancia ya que estas sustancias no solo contribuyen a preservar las características organolépticas y calidad nutricional de los alimentos que consumimos, sino que además ayudan en la prevención de numerosas enfermedades (cardiovasculares, neurológicas, cáncer, oculares e incluso presentan una acción indirecta en la prevención de diversas enfermedades asociadas al envejecimiento).

Que es el ORAC?

Es un método que calcula la capacidad antioxidante de diferentes alimentos. Responde a las siglas en inglés de "Oxygen Radical Absorbance Capacity", bajo esta denominación, fue desarrollado por los investigadores del National Institute on Aging del National Institute of Health de EE.UU.  

El método analítico para realizar el ORAC se basa en la medición de la fluorescencia de una molécula a la que se somete a la acción de un generador de radicales libres. A medida que la molécula fluorescente es atacada y dañada por los radicales va perdiendo su fluorescencia.

La labor de los antioxidantes es la de proteger la molécula, cuanto más capacidad antioxidante tiene un compuesto o alimento más se preserva la capacidad de emitir luz de la molécula en cuestión.

El grado de protección se mide con un medidor de fluorescencia y se cuantifica en "equivalentes de Trolox" (TE).

El Trolox es un análogo de la vitamina E que se usa como medida estándar.

En el año 2007, el Departamento de Agricultura estadounidense -United State Department of Agriculture (USDA)- emitió una lista sobre el valor ORAC de varios vegetales. Y aunque los expertos insisten en que no tiene aún suficiente evidencia científica, sí proporciona una orientación aproximada.

Consumo saludable de antioxidantes

Aunque son muchos los alimentos ricos en antioxidantes que previenen contra enfermedades, la mejor recomendación es seguir una dieta equilibrada.

Es decir, aquella en la que se consuman al día unas cinco raciones de frutas, hortalizas y verduras, sobre todo frescas.

Consumir de tres a cuatro raciones de pescado a la semana, dos o tres de carne, legumbres, lácteos y cereales.

Además, conviene llevar una vida moderadamente activa, evitar fumar, el estrés o la contaminación ambiental, así como la sobre-exposición solar.