banniere

Cuida tu piel en invierno

La piel está expuesta a cambios de temperatura en invierno, el viento frío de la calle y el calor seco de casa pueden hacer que nuestra piel sufra y pierda agua, sobre todo cuando se repite a menudo el paso brusco entre dos temperaturas.

Mantener la piel hidratada y protegerla frente al viento y el frio propio de esta época del año es imprescindible. La piel aísla y protege a las personas del medio que les rodea, favorece la regulación de la temperatura corporal haciendo posible la percepción sensorial. Los efectos de la deshidratación, asi como otras agresiones químicas como los cosméticos, el tabaco , el alcohol, etc.., son mas visibles en la piel de la cara y los labios por ser una zona mas expuesta, pero el resto del cuerpo también es sensible a los efectos mencionados.

Para evitar este deterioro en invierno protege tu piel con cremas hidratantes lo mismo que se hace en verano, las cremas mas apropiadas son las que facilitan la retención de humedad en la piel (ácido hialurónico), y las que recuperan la flexibilidad en una piel seca como el aceite de oliva. Evita los lugares con temperaturas muy altas, una temperatura adecuada son entre 19 y 21 grados. Recuerda que la mejor hidratación de la piel es beber agua durante todo el dia (aproximadamente entre litro y medio a dos litros diarios).