banniere

El Datil

Phoenix dactylifera

El dátil es el delicioso fruto de la palmera, de nombre científico “Phoenix dactylifera”. Este fruto de unos 4-8 centímetros de longitud y color amarillo dorado cuando está maduro, tiene una carne, blanda y de sabor dulce, con un hueso alargado en su interior.

Existen más de 100 variedades de dátiles y el Deglet Noir (originario de Túnez), es uno de los más apreciados, aunque también es excelente la variedad “medjool”.

Este fruto, constituye una parte importante de la dieta de muchas poblaciones árabes, de hecho, para los nativos del desierto, sólo con un poco de agua puede constituir una dieta completa durante varias semanas en la travesía del desierto.

Según su fase de maduración los dátiles se denominan Kimri (verde), Khalar (maduro) y “Tamar” (pasificado). En esta última fase, conservado adecuadamente, puede durar más de 12 meses en perfectas condiciones y con todas sus propiedades.

Para lograr una perfecta conservación del dátil y evitar que se deseque en exceso, hay que guárdalos en frascos de cristal bien cerrados y en un lugar fresco, seco y protegido de la luz y de los insectos.

Los dátiles pueden consumirse frescos o secos, y constituyen un alimento básico importante para las gentes del norte de África y el Cercano Oriente, quienes son, al mismo tiempo, los principales productores. En todo Oriente Medio los dátiles se consideran un poderoso afrodisíaco.

Propiedades

El dátil es muy rico en fósforo, magnesio, potasio, cloruro sódico, hierro, calcio, hidratos de carbono y vitaminas A, B1, tan buena para los nervios, los músculos y el corazón, B2, B6, C, E.

Indicaciones

  • Es altamente recomendable para el crecimiento en la adolescencia
  • En los embarazos y en caso de cansancio físico e intelectual
  • Puede ser de gran ayuda en el esfuerzo de los deportistas y el envejecimiento
  • También son una importante fuente de fibra soluble, lo que los convierte en un inmejorable laxante que no irrita el estómago
  • El dátil no contiene colesterol, y ayuda a mantener a raya los niveles de colesterol.