banniere

El platano

El plátano es originario del Sureste de China e Indochina. Después fue rebasando fronteras hasta convertirse en el cuarto cultivo más importante del mundo, después del arroz, el trigo y el maíz.

El plátano es el fruto de la platanera, planta que requiere mucho sol, agua abundante y temperaturas constantes, en torno a los 20ºC, características de regiones húmedas y cálidas que resultan por tanto idóneas para este cultivo.

Es parte esencial de la dieta habitual de gran parte de la población de muchos países tropicales y subtropicales.

El plátano maduro destaca por su alto valor energético (85 kcal/100 g de porción comestible).

El aporte calórico se debe a su contenido en hidratos de carbono, ya que el porcentaje de grasas y proteínas es casi inapreciable (0,27 g y 1,20 g/100 g de porción comestible, respectivamente).

Los plátanos pueden encontrarse en el mercado durante todo el año. Al comprarlos, se deben elegir aquellos ejemplares limpios, exentos de golpes o magulladuras, olores o sabores extraños que indican una mala calidad.

Para apreciar mejor su sabor y disfrutar de todas sus cualidades, se deben consumir en su punto justo de maduración. Si se quiere acelerar su maduración, se pueden envolver con unas hojas de periódico y colocarlos al sol.

Recomendaciones

Por su contenido nutricional, el consumo de plátano es muy recomendable a todas las edades y, en especial, en niños, ancianos, deportistas, mujeres embarazadas o madres lactantes.

  • Recomendable en personas diabéticas e hipertensas. Su alto aporte de hidratos de carbono y fibra le confiere un efecto saciante muy satisfactorio lo que permite controlar el apetito.
  • Por su elevado contenido en potasio y su bajo aporte en sodio, es aconsejable para personas hipertensas o con problemas cardiovasculares.
  • Ayuda a contrarrestar las pérdidas de potasio ocasionadas por la medicación en personas con tratamientos para la hipertensión y ayuda a prevenir y tratar los calambres musculares ocasionados por el déficit de potasio.
  • los plátanos han sido recomendados como suplemento dietético para aquellas personas que sufren alteraciones de estómago, úlceras, etc., por contener elementos protectores del estómago. Uno de estos componentes es la leucocianidina.
  • La presencia de fructo-oligosácaridos favorece la presencia y crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas para el organismo participando en la normalización del tránsito intestinal, pero además actúa estimulando el sistema de defensas del organismo y ejerciendo un efecto protector frente al cáncer de colon.

No recomendable

Puesto que es rico en potasio, deberian considerar su consumo aquellas personas que padecen de problemas renales (insuficiencia renal) donde es necesario controlar la dieta en lo que se refiere al este mineral.