banniere

Hemorroides

Las molestias mas frecuentes que causan las hemorroides son, quemazón y dolor durante y después de las evacuaciones. Con el tiempo, los nódulos llegan a ulcerarse provocando, perdidas de sangre mas o menos abundantes, dependiendo de la evolución de las hemorroides.

Son dilataciones varicosas de las venas de los plexos venosos de la mucosa del recto o del ano, las cuales provocan acumulo de sangre en el interior de las mismas. Es una patología frecuente que se manifiesta en los adultos.

Algunas veces se tiene una predisposición constitucional a padecer esta dolencia, que puede ser hereditaria.

El embarazo en las mujeres, debido al esfuerzo para dar a luz, puede producir hemorroides, estas normalmente desaparecen tras el parto.

El diagnóstico de las hemorroides externas se efectúa mediante la localización en el ano de unos nódulos. Las hemorroides internas es necesario una exploración digital intrarrectal.

COMO PODEMOS AFRONTAR LA HEMORROIDES

  • En el caso de padecer estreñimiento es imprescindible tratarse, para facilitar la evacuación, evitando las hemorragias.
  • Evite la vida sedentaria , practique ejercicio moderado, como correr, nadar, etc...
  • Un régimen lacto-ovo-vegetariano preferentemente fruto-vegetariano, evitando las bebidas alcohólicas, el café, el tabaco, los condimentos, los quesos curados, las carnes, etc..

Durante la crisis:

  • Aplicación local de compresas mojadas con agua fría y vinagre.
  • Efectuar dos veces por día un baño vital.

FITOTERAPIA RECOMENDADA

En cuanto a la fitoterapia son útiles las siguientes plantas:

  • Ciprés (Cupressus sempervirens)
  • Rusco (Ruscus aculeatus)
  • Castaño de indias (Aesculus hippocastanum)
  • Milenrama (Achillea millefolium)

Preparación:

Cuatro cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua. Decocción de un minuto y posterior reposo de quince minutos.

Dosis:

Un baso dos o tres veces al día, preferentemente con el estómago vació.

Uso externo:

Una escrupulosa higiene local, efectuando frecuentes lavados de la zona afectada con infusiones de manzanilla y milenrama descongestinan la zona proporcionando una mejoría.

Estos consejos son generalizados y no pretenden en ningún caso sustituir la consulta de un profesional de la salud.