banniere

La Inulina

La inulina estimula el crecimiento de la flora intestinal benéfica. Ello se debe a que atraviesa el estómago y el duodeno prácticamente sin sufrir cambios, alcanzando el intestino sin ser digerida.

Inulina es el nombre con el que se designa a una familia de glúcidos. Es una fructosa, que se encuentra generalmente en la raíz, tubérculo y rizoma de ciertas plantas.

Se considera que la dieta occidental aporta 1-10g diarios de inulina, una vez ingerida, la inulina libera fructosa durante la digestión en pequeñas cantidades.

La inulina estimula el crecimiento de la flora intestinal benéfica. Ello se debe a que atraviesa el estómago y el duodeno prácticamente sin sufrir cambios, alcanzando el intestino sin ser digerida. En esta parte del tubo digestivo está disponible para ser metabolizada por algunos de los microorganismos intestinales, como las bifidobacterias y los lactobacillus, promoviendo su desarrollo. Puesto que promueve el crecimiento de microorganismos beneficiosos para la salud se considera que tiene una actividad prebiótica.

La inulina es un integrante de la fibra alimentaria, en particular de la fibra soluble. Al ser moderadamente soluble en agua, además tiene la propiedad de formar geles que retienen una gran cantidad de agua, aumentando asi el peristaltismo intestinal y facilitando la absorción de minerales como el calcio y el fósforo.

INDICACIONES

  • Favorece la absorción de calcio y fósforo, por lo que esta indicada en el mantenimiento de la salud ósea, osteoporosis, etc.
  • Indicada en problemas inflamatorios intestinales, colitis, etc.
  • Regula el transito intestinal mejorando el estreñimiento.
  • Favorece la disminución del colesterol.
  • Refuerza el sistema inmunitario.