banniere

La Obesidad

La obesidad es una enfermedad debida al trastorno del metabolismo, que se caracteriza por el acumulo excesivo de grasa en el tejido subcutáneo y alrededor de algunas vísceras y órganos de nuestro cuerpo en cantidades superiores a la normal.

Las causas obedecen tanto al excesivo consumo de alimentos, por encima de las necesidades y la vida sedentaria, que no permite eliminar de una forma adecuada el exceso de calorías introducidas en el cuerpo por medio de los alimentos. Existen características individuales de cada persona en la utilización de las calorías, por razones desconocidas algunos pueden ingerir gran cantidad de alimentos caloricos y no aumentar su peso corporal, mientras que otros, ingieren menos cantidad sufriendo irremediablemente un aumento de peso.

Las causas también pueden ser debidas a alteraciones de la secreción hormonal de las glándulas endocrinas, que aceleran o retardan los diversos procesos metabólicos.

Las causas endocrinas son poco frecuentes en la practica, pues la secreción endocrina actúa mas sobre la distribución del tejido adiposo que sobre el grado de obesidad.

Existe con mayor frecuencia una obesidad neurológica. Son pacientes con gran ansiedad que tienen la necesidad de comer continuamente, aumentando de peso considerablemente.

Ademas de los síntomas evidentes del aumento de peso, aparecen signos de disnea por el esfuerzo, fatiga y cansancio, la intolerancia al calor, trastornos digestivos, insomnio, etc. También suele asociarse a la insuficiencia cardíaca, trastornos renales, predisposición a la diabetes, gota y otras dolencias originadas por alteraciones metabólicas.

COMO PREPARA NUESTRO CUERPO

El mejor remedio es reducir la cantidad de calorías , haciendo descender el peso del obeso lo mas cerca posible de los limites normales.

Un régimen alimenticio. Muchas de las causas de la obesidad deben buscarse en la ingestión exagerada de alimentos, por lo cual se hace imprescindible reducir la alimentación, procurando evitar, dentro de lo permitido, las grasas , los azucares y las féculas (harinas, arroz, pan, patatas, legumbres secas, etc.). El pan integral puede utilizarse sustituyendo al blanco.

Es recomendable utilizar gran cantidad de verduras, sobre todo las acelgas y espinacas, así como las ensaladas crudas, las frutas frescas, en especial la piña, los jugos de tomate, apio, lechuga, escarola, berros, pimiento rojo, etc.

Respecto a las bebidas, se recomienda reducir al máximo las alcohólicas, las que contengan gas y azucares, aumentando la cantidad de agua mineral durante el día , siempre fuera de las comidas es aconsejable beber agua mineral en ayunas, durante diez días al mes uno o dos vasos por día. El tabaco, los condimentos fuertes, el chocolate, el cacao, etc, deberán suprimirse por completo así como la disminución del consumo de sal.

No basta solo con reducir la cantidad de calorías in-gestas por día, sino que es necesario quemar el exceso de grasa acumulada en el cuerpo del obeso, se consigue evitando el sedentarismo, causante del aumento de peso. Se recomienda la practica de deporte en medida de lo posible.

HIDROTERAPIA

El baño vital es muy beneficioso efectuado dos veces al día con una duración de diez a treinta minutos.

El baño de tronco con fricciones de larga duración ( entre 20 y 50 minutos) estimula el hígado y los riñones acelerando la eliminación de toxinas.

PLANTAS RECOMENDADAS

  • Fucus (Fucus vesiculosus
  • Cola de caballo (Equisetum arvense)
  • Abedul (Betula alba)
  • Sen (Cassia angustifolia)

Decocción de cinco minutos y posterior reposo de diez minutos, en la proporción de cuatro cucharadas soperas por medio litro de agua.

Un baso tres veces por día.

TERAPIAS RECOMENDADAS

Todos estos consejos, en especial los de carácter alimenticio, pueden resultar difíciles o desagradables para el enfermo de obesidad. Es posible que cueste acostumbrarse a llevar un régimen tan estricto, alejado de sus gustos naturales, pero es necesario que el paciente realice un esfuerzo.

La Reflexologia, Las flores de Bach, El Quiromasaje, La Acupuntura y El yoga, son terapias que pueden aportar un apoyo beneficioso a todo lo ya mencionado.

LA REFLEXOLOGIA EN LA OBESIDAD

El tratamiento comenzaría trabajando las zonas reflejas de los pies en los órganos depuradores como hígado y los riñones, así como en las glándulas endocrinas en especial las tiroides. Beneficiando la eliminación de toxinas, estimulamos el metabolismo y regulamos la ansiedad.

Después de la primera sesión seria conveniente verificar la respuesta de los diferentes sistemas que podrían evidenciar los puntos mas sensibles sobre los que seria necesario trabajar.

La repetición de las sesiones va en función de la respuesta de cada paciente al tratamiento.

EL QUIROMASAJE EN LA OBESIDAD

En estos casos las manipulaciones del Quiromasaje estarán indicadas para drenar el sistema linfático y tratar las zonas donde esta acumulada la grasa, facilitando la eliminación de la misma , recuperando la elasticidad de la piel de forma natural.

Las sesiones de masaje se realizan, al principio una vez por semana y posteriormente una sesión cada quince días.

Estos consejos son generalizados y no pretenden en ningún caso sustituir la consulta de un profesional de la salud.