banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

La dieta mediterránea

Los pilares fundamentales de la dieta mediterránea, consisten en un estilo de vida basado en una alimentación rica en productos de cultivos tradicionales de la cuenca mediterránea como son, las hortalizas, las frutas, el olivo, el trigo y la vid.

Comer bien sinonimo de calidad de vida

Estudios nutricionales realizados en grecia, demostraron que las enfermedades cardivasculares, las enfermedades degenerativas y la arteriosclerosis eran inferior a la media.

Basandose en estas observaciones el biologo y fisico Ancel Benjamin Keys ( considerado como el impulsor de la denominada dieta mediterránea), realiza una investigación denominada “ Estudio de los siete paises”, para comparar los hábitos de diferentes paises entre los que figuran paises no mediterráneos como Estados Unidos, Holanda, Finlandia y Japon, y paises mediterráneos como Grecia, Italia y Yugoslavia.

Los resultados del estudio mostraron una clara relación entre las caracteristicas de la dieta y la salud de la población.

Se observó que los paises mediterráneos, tenian una dieta con unas determinadas características que eran comunes a todos ellos.

La conclusión que se extrae de los estudios realizados sobre la diete maditerráne respecto a las otras, referente a una nutrición equilibrada y balanceada, asi como un estilo de vida saludable son:

  • Tomar diariamente las cantidades apropiadas de cereales, pan, verduras y hortalizas.
  • Tomar legumbres dos veces por semana.
  • Tomar fruta fresca de temporada.
  • Tomar aceite de oliva como principal grasa de la dieta.
  • Tomar leche, yogures y quesos bajos en grasa a diario, asegurando el aporte de calcio necesario.
  • Tomar pescado azul de 3 a 4 veces por semana.
  • Tomar carne blanca 2 o 3 veces por semana.
  • Tomar carne roja solo 2 o 3 veces al mes.
  • Moderar el consumo de sal. Es preferible condimentar la comida con ajo, cebolla o plantas aromáticas.
  • Beber 2 litros de agua al dia aproximadamente.
  • Moderar el consumo de reposteria sobre todo la industrial.
  • Descarta las bebidas alcoholicas, ( un vasito de vino durante las comidas resulta saludable para la salud).

Los alimentos mediterráneos y su aplicaciones culinarias de toda la vida, complementados con unos hábitos saludables como la tradicional siesta o los largos paseos al Sol, son el resultado de una buena salud y una mejor calidad de vida.