banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

Lavados Terapeuticos

En general, los lavados producen un efecto regulador en todos los trastornos circulatorios (estimulando la circulación sanguínea), eliminan las toxinas y endurecen el cuerpo. Se pueden efectuar tanto en agua fría como en caliente a temperatura que oscila entre los 35 y 44 grados. .

Los lavados de agua caliente ayudan al enfermo a experimentar una sensación de alivio, limpian la piel y estimulan el sudor favoreciendo la expulsión de toxinas. En enfermedades con fiebre y en casos de reumatismo y bronquitis son muy recomendables los lavados en serie, es decir, los efectuados a lo largo del dia y siempre un mínimo de 6 por dia.

Este método de hidroterapia es altamente sudorífico.

Para efectuar un lavado, se toma una esponja a ser posible natural y se empapa bien de agua; después se escurre y se frota suavemente sobre todo el cuerpo o en la zona que se desea tratar.

Una vez efectuado el lavado no debe secarse, sino se debe arropar hasta sentir una sensación agradable de calor.

Los lavados nunca deben realizarse en lugares con corriente de aire y tampoco cuando se tengan los pies fríos ni cuando se tengan escalofríos, siempre en ayunas o tres horas después de haber ingerido alimentos.

Se pueden diferenciar cuatro tipos de lavados según la parte del organismo donde se aplique, con la obtención de distintos efectos terapéuticos en cada uno de ellos.

Lavado completo, Lavado de tronco, Lavado de la parte inferior del tronco y lavado de bajo vientre.

Mientras se efectúe el lavado no debe sentir sensación de frió, y durante la sudoración no debe ingerir alimentos.