banniere

Lecitina de Soja

La lecitina de soja es un complejo de fosfolípidos obtenidos a partir de las semillas de soja

Habitualmente se comercializa en forma de granulado aunque también la hay en cápsulas o comprimidos. La lecitina de soja es el nombre común para un determinado tipo de fosfolípidos, aunque técnicamente la lecitina es la fosfatidilcolina.

Por su contenido en acidos grasos esenciales la lecitina de soja favorece la solubilidad del colesterol, tanto endogeno como exogeno, combinándose con el y formando esteres mas fácilmente emulsionables, por lo tanto mas fáciles de ser atacados por la oxidación hepática, siendo eliminados mas rapidamente con la bilis.

Previenen la formación de placas de ateroma a nivel de las arterias, reduciendo hasta un 40% el riesgo de enfermedades arteriales.

La lecitina de soja, tiene un alto valor calorico sin los riesgos inherentes al consumo de grasas de origen animal y ademas su contenido en minerales la convierten en un complemento alimenticio de gran importancia sobre todo, como preventivo de coronariopatias y depósitos de colesterina.

Reduce el riesgo de trombosis, disminuye el tiempo de coagulación y aumenta el poder fibrionolitico del suero.

Es importante para la salud y belleza de la piel, manteniendo la elástica e hidratada.

Por su contenido en fosfolipidos, forma parte de las membranas celulares del organismo, del cerebro, sistema nervioso y de la vaina de mielina de los nervios, siendo imprescindible para el buen funcionamiento cerebral.

Actuá tambien como factores lipotropos hepáticos previniendo la acumulación de grasas en el higado.

Por su contenido en vitamina E, actuá como antioxidante protegiendo a los acidos grasos poliinsaturados, evitando si oxidación y la producción de radicales libres.

La dosis recomendada es de 1 a 2 cucharadas al dia.