banniere
Boutique en ligne Conseils personalisés Tests forme et santé

Los alimentos nos ayuda a combatir la melancolia, la irritabilida y el mal humor

Las sustancias de ciertos alimentos pueden manifestar reacciones en la química cerebral, originando beneficiosos cambios en el estado anímico del ser humano.

El estado de euforia, alegría, infelicidad y decaimiento dependen de la activación de sustancias químicas inhibidoras y excitantes.

Una correcta alimentación nos proporciona la energía necesaria para sobrevivir, así como el comportamiento en nuestro estado de ánimo.

Consejos dieteticos para mantener el buen humor

  • El triptófano: es un aminoácido imprescindible ya que potencia la formación de serotonina, esta es la encargada de transmitir las señales nerviosas a través de las neuronas. Sin embargo, para sintetizar serotonina, el cuerpo necesita además de triptófano, ácidos grasos omega 3, magnesio y zinc. Estas sustancias son fundamentales en nuestro estado de ánimo.

Alimentos ricos en triptófano

  • De origen animal: pescado especialmente los azules como la caballa, la sardina y el atún. Además de carne, leche y huevos.
  • De origen vegetal: legumbres especialmente las lentejas. Cereales como el arroz Integral, el trigo y la avena. Frutos secos como las almendras y los pistachos. Frutas como las fresas, aguacates, papayas y mangos. Verduras y hortalizas como las espinacas, berros, calabaza.

Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3

Desempeñan un papel importante en la formación de las hormonas, así como en el funcionamiento de las neuronas y las transmisiones químicas.

Las fuentes más ricas de omega-3 son los peces de agua fría (salmón), los pescados azules (sardina, caballa, atún, bonito del norte, etc...)

Un estudio del investigador Joan Sabaté demostró que los ácidos grasos omega-3 que contienen las nueces son más efectivos para reducir el colesterol en sangre que los del pescado azul.

Otras alternativas en el mundo vegetal para obtener omega-3 son las semillas de calabaza, aceite de colza, etc..

Alimentos ricos en hidratos de carbono

Como la pasta, el arroz, las patatas o el pan, aumentan la seretonina a nivel cerebral.

Alimentos ricos en fibra

La fibra soluble ayudan a alargar la digestión y permite mantener los niveles de azúcar estables, lo que origina menos cambios de humor e irritación. Ejemplo de estos alimentos son la fresa, los orejones, germen de trigo, etc.

Alimentos ricos en selenio

Además de su acción antioxidante este mineral ayuda a nuestro organismo a recuperarse del estrés físico y emocional. Fuente natural de selenio son los cereales integrales, el germen de trigo, la cebolla, el brócoli, el atún y las nueces.

Alimentos ricos en magnesio

Este mineral se puede considerar un buen aliado contra el estrés ya que ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo. Este mineral lo encontramos en el salvado de trigo, cereales integrales, marisco, chocolate amargo, la soja y frutos secos como las almendras y las nueces.

Alimentos ricos en calcio

Tiene la capacidad de ayudar a metabolizar el hierro. Fuente de este mineral son la leche, productos lácteos y vegetales de hoja verde.

Alimentos ricos en zinc

Este mineral sirve para hacer frente al estrés a la vez que es capaz de aumentar nuestra capacidad para concentrarnos. Fuentes de este mineral son las ostras, hígado, levadura de cerveza, algas, etc.

Alimentos ricos en hierro

Este mineral juega un papel importante para que funcionen bien los músculos y el sistema nervioso. A la vez que nos ayuda a mantener un buen estado de ánimo, por ello su carencia se asocia con un estado permanente de cansancio y fatiga. Fuentes naturales de él son las almejas, la carne, el hígado, las verduras verdes, los frutos secos (especialmente los orejones) y la avena

Alimentos ricos en Vitamina C

Es capaz de influir en nuestro estado de ánimo y ser esencial para asimilar el hierro, mineral considerado también como un buen aliado del buen humor. Alimentos ricos en vitamina C son por ejemplo los cítricos, los pimientos rojos, el kiwi, la fresa, etc.

Alimentos ricos en vitamina E

Por su capacidad antioxidante esta vitamina ayuda a nuestro organismo a recuperarse del estrés físico y emocional. Fuentes naturales de ella son el aceite de germen de trigo, cereales integrales, huevos espinacas y soja.