banniere

Parkinson

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la aparición de temblores, rigidez muscular, lentitud de movimientos y alteración de los reflejos posturales. La causa de esta enfermedad es desconocida, sin embargo, se ha encontrado una relación entre ciertas enfermedades y la aparición del síndrome de Parkinson.

Se ha visto una cierta relación hereditaria ya que se ha demostrado una incidencia familiar del 15%. Existe un síndrome de Parkinson cuya causa es la arteriosclerosis cerebral y que tratando la falta de circulación mejora el cuadro de Parkinson.

Esta enfermedad que afecta en general a los varones, suele aparecer entre los 55 y 60 años.

La manifestación de la enfermedad puede aparecer de formas diversas. Unas veces se manifiesta con dolores en el cuello, espalda y extremidades. En otras ocasiones el paciente siente fatiga, sufriendo caídas súbitas sin motivo aparente, o padece temblores, rigidez y lentitud de movimientos. El grado de temblor es muy variable, en su forma más aguda puede dificultar el acto de comer.

La rigidez puede afectar a un lado del cuerpo, en cuyo caso el brazo permanecerá pegado a él y la pierna se arrastra al andar. Si la rigidez afecta al rostro, cuello y ambos lados del cuerpo, la situación se considera mas grave. Los músculos faciales se tornan mas rígidos dificultando el habla.

La cabeza tiende a colgar hacia delante por endurecimiento de los músculos anteriores del cuello y el enfermo adopta la típica posición encorvado hacia adelante. La posición de la cabeza hacia delante impide al enfermo tragar correctamente la saliva, ésta se acumula en la boca provocando un constante babeo.

También tendrá dificultad para comer y beber, provocando una notable perdida de peso. La rigidez de los dedos queda manifiesta por la posición en garra de la mano. Los músculos gemelos se contraen y tiran de los talones hacia arriba, lo cual obliga al enfermo a caminar de puntillas, dando pequeños saltitos, con peligro de caerse.

Cuando el enfermo cea repetidas veces pierde la confianza, adquiere miedo y no quiere desplazarse sin la ayuda de otra persona.

En las manos y en los pies se producen deformidades, ya que los músculos flexores se contraen mas que los extensores. La musculatura abdominal sufre el mismo proceso, favoreciendo la postura de convexidad dorsal.

Esto provoca un deficiente equilibrio y frecuentes caídas, haciendo que en la mayoría de las ocasiones el enfermo quede postrado en una silla de ruedas o en la cama, circunstancias que agravan la enfermedad por el grado de pasividad y falta de ejercicio, tan necesario en esta enfermedad.

COMO AFRONTAR ESTA DOLENCIA:

Es muy importante que el enfermo conozca en profundidad su enfermedad y sus necesidades. El enfermo tiene que estar motivado, siempre en actividad, gozando de distracciones, con trabajos manuales, etc..

Hay que tener en cuenta que no debe existir hacia él una actitud excesivamente protectora.

Dado que los temblores en la enfermedad de Parkinson se ven afectados por el nerviosismo y la excitación, la vida del enfermo a de ser sosegada y tranquila, pero no pasiva.

Es imprescindible evitar los alimentos excitantes, picantes y condimentos fuertes.

Es conveniente seguir un régimen Lacto-ovo-vegetariano. Los frutos secos son interesantes por su gran contenido en aceites. Una vez por semana son recomendables las curas de frutas.

Las bebidas alcohólicas como el vino en pequeñas dosis pueden aliviar el temblor y la excitación en algunos enfermos de Parkinson.

La levadura de cerveza y el germen de trigo son apropiados por su alto contenido en vitamina B12.

El ejercicio ayuda a mejorar la rigidez muscular. Simples objetos como un mango de escoba con el que se realizan movimientos de rotación de hombros desplazando los brazos de delante hacia atrás por encima de la cabeza, o una pelota de goma pequeña que permita ejercitar los dedos de las manos mediante repetidas presiones, son utensilios tan útiles como las maquinas más modernas de los gimnasios.

Los paseos sobre césped dos o tres minutos al día son importante por el estimulo cerebral que producen.

Para superar las dificultades al andar pueden realizarse los siguientes ejercicios:

  • Andar levantando las rodillas exageradamente durante 5 minutos.
  • Caminar tramos cortos con los pies muy separadas durante 5 minutos.
  • Efectuar rotaciones muy lentas de media vuelta.
  • En general todos los actos difíciles de realizar deben ser repetidos asta la saciedad. Con paciencia se logra que los movimientos se efectúen mejor y con mas seguridad.

PLANTAS RECOMENDADAS:

  • Harpagiphito (Harpagophytum procumbens)
  • Ulmaria (Filipendula ulmaria)
  • Cola de caballo (Equisetum arvense)
  • Sauce (Salix alba)

Se trata de una mezcla con acciones, analgésica y remineralizante.

Preparación: Decocción de diez minutos y posterior reposo de veinte minutos, en la proporción de dos cucharadas soperas por medio litro de agua.

Dosis: Un baso dos veces al día.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

  • Collactive-Q10
  • Ginseng rojo Bio
  • Para comprar los productos hacer clic sobre la foto o:
  • Ir a la tienda

Estos consejos son generalizados y no pretenden en ningún caso sustituir la consulta de un profesional de la salud.